Ir al contenido principal

Soluciones simples para problemas complejos

El último grito de la moda en técnica retórica orientada a tapar el sol con la mano y negar aquello que es evidente es la expresión "no hay soluciones simples para problemas complejos" .

Ya se trate de ingeniería , software,  arquitectura, filosofía,  leyes o derechos mi idea de un diseño elegante, robusto, eficiente y eficaz  es justamente lo que tanto repudian  los clérigos de la burocracia y la arbitrariedad: "soluciones simples para problemas complejos"  .

Ésto es la mínima cantidad de piezas o componentes estrictamente necesarios para cumplir la función,  diseñadas estrictamente para la función  y ninguna pieza ni decoración u ornamentación que no sea imprescindible y mucho menos que no contribuya a cumplir la función del dispositivo , dispuestos con rasgos íntegros,  francos, nítidos y bien definidos. Por éso es que me sentí plenamente identificado con los criterios arquitectónicos de Howard Roark en "El Manantial" .

La solución simple, elegante, robusta, eficaz y efectiva para la defensa de los derechos de cualquier minoría, empezando por la más minoritaria de todas que es el individuo,  es la defensa de la igualdad ante muy pocas y muy buenas leyes  que resguardan la vida, la libertad y la propiedad de todos y cada uno de los individuos, sin absolutamente ninguna necesidad de hacer ninguna mención a  género, edad, raza, color de piel, orientación sexual, nivel socioeconómico o cultural ni niguna característica de nacimiento. La llamada "acción afirmativa"  es una ornamentación innecesaria, engañosa e insalvablemente discriminatoria que destruye aquello que pretende defender.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Altruismo vs. Benevolencia y Bondad

Del diccionario de la Real Academia Española: benevolencia: Del lat. benevolentia. 1. f. Cualidad de benévolo. benévolo, la Del lat. benevŏlus. 1. adj. Que tiene buena voluntad o simpatía hacia las personas o sus obras. bondad : Del lat. bonĭtas, -ātis. 1. f. Cualidad de bueno. 2. f. Natural inclinación a hacer el bien. benignidad Del lat. benignĭtas, -ātis. 1. f. Cualidad de benigno.  benigno, na Del lat. benignus. 1. adj. Afable, benévolo, piadoso. 2. adj. Templado, suave, apacible. Clima benigno. altruismo : Del fr. altruisme. 1. m. Diligencia en procurar el bien ajeno aun a costa del propio. 2. m. Ecol. Fenómeno por el que algunos genes o individuos de la misma especie benefician a otros a costa de sí mismos. "Altruísmo" y "benevolencia" no son conceptos equivalentes porque si bien tienen en común la procura del bien ajeno, no coinciden en su propósito. En el altruísmo el bien ajeno es NECESARIAMENTE un fin en sí mismo, es por ésa razón

Subjetivismo, Objetivismo y Posmodernismo

Yo creo que no debemos dejar que el imprescindible reconocimiento de la subjetividad de las valoraciones y apreciaciones de la realidad nos arrastre a un delirante e irracional subjetivismo epistemológico ...porque aquellas valoraciones son de sujetos que pertenecen a la realidad sobre objetos que tambien pert enecen a la realidad , en función de las reglas y límites impuestos por la realidad...La realidad es nuestro punto de unión y nuestro espacio de reunión.- De otro modo estaremos realmente solos , cada uno en su "realidad" aislada , o muy mal acompañados , en patotas que pujan y confrontan a muerte por imponer relatos construídos por sus tribus .- El grave problema del posmodernismo es muy fácil de ver para quien quiere abrir los ojos, mirar y ver... pero el problema se auto-alimenta porque el posmodernismo autoriza a sus adoradores a no querer mirar ni ver otra cosa que su propia construcción (sea individual o colectiva) El tema es que yo puedo debatir con otro s

Sobre el origen de los derechos del individuo

Interesante diálogo con mi amigo Pero Gruyo acerca del origen y fundamentación de los derechos individuales: ------------------- Pero Gruyo: "Comandar a la naturaleza es obedecerla". "A es A" << La evolución humana sólo pudo, puede y podrá provenir del conocimiento científico, no de la mística. Al igual que el conocimiento de la naturaleza física, el mayor conocimiento de la naturaleza humana dió como resultado la noción de los derechos individuales. Los derechos individuales no son una creación artificial, sino el descubrimiento racioempírico acerca de las condiciones necesarias para la sobrevivencia del hombre y la sociedad humana en este mundo. Discutir esta noción equivale a discutir la ley de gravedad. Así como un cuerpo lanzado al aire, acabado su impulso, culmina atraído por un cuerpo de mayor masa, igualmente, cuando se desafía la noción de los derechos individuales, la sociedad se encamina a su colapso y sus individuos a la miseria y la muerte.