sábado, 21 de enero de 2017

Soluciones simples para problemas complejos

El último grito de la moda en técnica retórica orientada a tapar el sol con la mano y negar aquello que es evidente es la expresión "no hay soluciones simples para problemas complejos" .

Ya se trate de ingeniería , software,  arquitectura, filosofía,  leyes o derechos mi idea de un diseño elegante, robusto, eficiente y eficaz  es justamente lo que tanto repudian  los clérigos de la burocracia y la arbitrariedad: "soluciones simples para problemas complejos"  .

Ésto es la mínima cantidad de piezas o componentes estrictamente necesarios para cumplir la función,  diseñadas estrictamente para la función  y ninguna pieza ni decoración u ornamentación que no sea imprescindible y mucho menos que no contribuya a cumplir la función del dispositivo , dispuestos con rasgos íntegros,  francos, nítidos y bien definidos. Por éso es que me sentí plenamente identificado con los criterios arquitectónicos de Howard Roark en "El Manantial" .

La solución simple, elegante, robusta, eficaz y efectiva para la defensa de los derechos de cualquier minoría, empezando por la más minoritaria de todas que es el individuo,  es la defensa de la igualdad ante muy pocas y muy buenas leyes  que resguardan la vida, la libertad y la propiedad de todos y cada uno de los individuos, sin absolutamente ninguna necesidad de hacer ninguna mención a  género, edad, raza, color de piel, orientación sexual, nivel socioeconómico o cultural ni niguna característica de nacimiento. La llamada "acción afirmativa"  es una ornamentación innecesaria, engañosa e insalvablemente discriminatoria que destruye aquello que pretende defender.

domingo, 15 de enero de 2017

Las convulsiones anti-tecnológicas de los dinosaurios agonizantes

Dice mi buen amigo Vladimir:

<< Es extraño. Algo no anda bien.
Me refiero a que estamos en una época donde cada vez más máquinas se hacen cargo de nuestras tareas. Deberíamos ser más libres. Tenemos robots y computadoras haciendo cosas que nos llevaban semanas o meses llevar a cabo.
Y sin embargo, somos cada día menos libres, más esclavos. Más de nuestro tiempo de vida se pide poner al servicio del Estado.
Me parece raro que nadie haya pensado en eso. >> - Vladimir

------------------------------

Mi respuesta:

Vladimir , muchos pensamos en ésto!   Te voy a decir lo que yo pensé y pienso,  una visión mas optimista:  La tecnología por supuesto es parte de lo que nos diferencia como seres humanos y por supuesto fue , es y será liberadora, constructiva  y positiva.

Lo que vemos son las convulsiones de los dinosaurios en su agonía: periodistas corporativos que despotrican contra los blogs, Taxistas que despotrican contra Uber. Líderes religiosos  que detestan que cualquiera pueda expresar lo que piensan de ellos y desenmascararlos,  y tambien burocracias estatales que intentan confiscar el aumento de productividad debida a la tecnología, porque  saben que el ganado se le escapa de las manos, y también corporaciones de toda clase  que ven salir competencia infinita desde abajo de las baldosas en intentan inutilmente detenerla.

Hay que leer "La Netocracia" , libro que con un muy buen análisis   dos intelectuales neomarxistas analizan y se lamentan de la pérdida de poder de los estados debida a la economía y modalidades meritocráticas de Internet ...  claro,  no es algo que yo lamente.. yo lo festejo.

Hubo un nefasto personaje de la política argentina,  que ocupó un puesto importante pero tan insignificante como persona que no me acuerdo su nombre,  que fantaseaba con una nueva viabilidad del populismo gracias a la productividad que brinda la tecnología..

Nada.. convulsiones de dinosaurios en vías de extinción,  luditas del Siglo XXI ,  que están como el clero medieval frente a la imprenta de Guttemberg,  viendo como se les evapora su poder y haciendo mucho ruido que no les dará ningún resultado.

Ver: https://www.idoneos.com/techne/

sábado, 14 de enero de 2017

Donde habite la libertad, allí está mi patria ( Benjamin Franklin)

Lo menos importante en la cuestión de los manteros y vendedores ambulantes es su nacionalidad. Sin embargo parece ser que es un aspecto que demasiada gente le da demasiada importancia. Y éste, que tantos le atribuyan relevancia a la nacionalidad, es un problema mucho más grave y tóxico.

¿En qué es peor un usurpador extranjero que un usurpador nativo? ¿De qué manera o por qué sería más grave la violación de la constitución por parte de un extranjero que por parte de un nativo? ¿Hace más daño el subsidio a un extranjero que el subsidio a un nativo? No! Es lo mismo!"

Estoy 100% con las palabras de Juan Bautista Alberdi en "Bases...":

<< Recordemos a nuestro pueblo que la patria no es el suelo. Tenemos suelo hace tres siglos, y sólo tenemos patria desde 1810. La patria es la libertad, es el orden, la riqueza, la civilización organizados en el suelo nativo, bajo su enseña y en su nombre >>.

Ésa es mi patria, y cualquiera que esté dispuesto a vivir y trabajar en libertad civilizadamente , de su propio esfuerzo , respetando el derecho de los demás a vivir su propia vida en libertad y civilizadamente, es mi compatriota, independientemente de su lugar de nacimiento.

Y cualquiera que quiera atropellar la libertad ajena, imponiendo al prójimo su forma de vida , viviendo del fruto del trabajo ajeno, violando, robando, matando o cortando calles, es mi enemigo, sin importar si nació en otro lugar del mundo o si es nativo de este suelo.