lunes, 20 de abril de 2015

La Revolución Industrial y la desigualdad

Posiblemente sea cierto que la Revolución Industrial/liberal/capitalista  produjo desigualdades entre la nueva burguesía industrial y el resto de la masa  y el  fango de campesinos y artesanos del cual esos nuevos ricos emergieron.  Y es seguramente cierto que éso les permitió a los burgueses desarrollar y apropiarse de medios de producción .  Pero NO es cierto que su nueva riqueza fuera a expensas de la de sus vecinos campesinos devenidos en obreros ni tampoco es cierto que esos campesinos hubieran "perdido" sus tierras rurales  a manos de los terratenientes  ..

No es cierto porque antes de la Revolución Industrial ,  las tierras YA eran de los terratenientes, nobles, y señores feudales ,  y  lo cierto es que,  si queremos buscar perdedores por  las nuevas circunstancias,  no eran los campesinos ni los obreros sino,  justamente,  los terratenientes, nobles y señores feudales .. y lo cierto es que la propiedad de los medios de producción no sólo no se estaba concentrando,  sino que al contrario, se estaba DESconcentrando ,  pues antes estaba absolutamente concentrada en la nobleza y el clero.

Las desigualdades que aparecían dentro de la plebe en virtud de las capacidades artesanales o de espíritu emprendedor de ninguna manera iban en perjuicio de los campesinos y obreros,  las cifras muestran que en ese período aumentaron  tanto sus espectativas de vida y sus ingresos,  y ni hablar del aumento dramático en  oportunidades ciertas y concretas de movilidad social , que era justamente la causa de esas desigualdades, que de viciosas no tenían nada,  sino que eran desigualdades tan o más benéficas  para los menos favorecidos,  que en términos absolutos obtenían una mejora.

Considerando estos hechos , el anticapitalismo y sus teorías de la explotación , la afrancesada ridiculización del "nuevo rico" , el ludismo,  la obsesión anti-tecnológica  y toda la sarta de macanas que se dicen en contra de la Revolución Industrial se revelan como lo son:  manifestaciones extremadamente reaccionarias y cuentos originados en la nobleza y el clero, enormes buzones comprados ingenuamente por los grandes beneficiarios de la Revolución Industrial, del liberalismo y del capitalismo : los pobres  y los laburantes.



1 comentario:

esteban uranga dijo...

Cierto. De las verdades de Pero Grullo. Que por serlo, pasan desapercibidas. Claro que también está el lavado de cerebro repetitivo, Goebeliano... usurpando el lugar del conocimiento y razonamiento.