jueves, 22 de diciembre de 2011

Solsticio de Invierno

Uno trata de ponerse en el pellejo de aquellos hombres prehistóricos que veían aterrados cómo los días se iban haciendo cada vez más cortos y las noches cada vez más largas... Cómo la oscuridad le iba ganando a la luz... los dioses debían estar muy enojados...¿qué habrían hecho mal? ¿las ofrendas y sacrificios habrían sido insuficientes?

Debían sentirse un poco como nosotros ahora...viendo cómo la libertad se va haciendo cada vez más acotada y la sinrazón cada vez más poderosa...

Pero entonces ocurría.. el avance de la noche se detenía, la luz del día primero resistía y luego recuperaba posiciones ...finalmente se hacía evidente que la luz y la primavera volverían ... que era tiempo de festejar un renacimiento...los dioses les permitirían seguir viviendo...

Son períodos... tambien se detendrá el avance de la sinrazón ..el posmodernismo cederá a un  post-posmodernismo y a una nueva primavera de la razón y la modernidad ... sólo que son períodos más largos , que se miden en décadas ...estamos en pleno solsticio de invierno de la razón ... estoy seguro que pronto los días dejarán de hacerse cada vez más cortos , la oscuridad se detendrá y cederá... y habrá un nuevo Renacimiento... como aquel... de la razón y la civilización.

Felices fiestas a todos mis amigos..  
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Solsticio_de_invierno

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Subjetivismo, Objetivismo y Posmodernismo

Yo creo que no debemos dejar que el imprescindible reconocimiento de la subjetividad de las valoraciones y apreciaciones de la realidad nos arrastre a un delirante e irracional subjetivismo epistemológico ...porque aquellas valoraciones son de sujetos que pertenecen a la realidad sobre objetos que tambien pertenecen a la realidad , en función de las reglas y límites impuestos por la realidad...La realidad es nuestro punto de unión y nuestro espacio de reunión.- De otro modo estaremos realmente solos , cada uno en su "realidad" aislada , o muy mal acompañados , en patotas que pujan y confrontan a muerte por imponer relatos construídos por sus tribus .-

El grave problema del posmodernismo es muy fácil de ver para quien quiere abrir los ojos, mirar y ver... pero el problema se auto-alimenta porque el posmodernismo autoriza a sus adoradores a no querer mirar ni ver otra cosa que su propia construcción (sea individual o colectiva)

El tema es que yo puedo debatir con otro si mi mapa es mejor o peor y asociarnos com amigos para comparar nuestros mapas y así entender mejor el territorio...Pero si me creo que esa construcción no es un mapa sino que es el territorio mismo, lo único que me queda es imponer mi "territorio" sobre el del otro o hacer de cuenta que vivimos en distintos planetas ... Podemos dialogar y asociarnos y colaborar cuando tenemos claro que lo que construímos y tenemos en la mano son sólo mapas cuyo objeto es saber más sobre ese único territorio que es la realidad objetiva.-

El acuerdo intersubjetivo es una excelente forma de asociarnos para entrecruzar nuestros mapas para beneficio de ambos , pero siguen siendo mapas y no territorio... Si creemos que son "territorios" que hay que conciliar para no estorbarnos , perdemos ganancia y potencia en la construcción...nos limitamos a eludirnos , pero no nos asociamos para andar mejor por el territorio...no porque no querramos sino porque ni sabemos que podemos obtener esa ganancia colaborando recíprocamente ... nos vamos mirar de reojo  , con desconfianza y sólo nos vamos a concentrar en no molestarnos el uno al otro.-

Sólo cuando sabemos que tenemos mapas distintos pero del mismo territorio, además de no molestarnos podemos asociarnos voluntariamente para obtener una ganancia adicional sobre el conocimiento del territorio... no es solamente "no me pises" sino que que avanzamos hacia "¿qué te parece si nos ayudamos para hacerlo ?"

Además , sólo al diferenciar el mapa del territorio cobra relevancia la habilidad para hacer buenos mapas , o sea el valor objetivo de una subjetividad de buena calidad.-

viernes, 18 de noviembre de 2011

¿Existen los valores morales absolutos?

Pienso que la capacidad y honestidad para identificar la realidad es un valor universal , porque rehuir a hacerlo es incompatible con la vida , y seguir viviendo es un valor universal para los seres para quienes la palabra "valor" pueda tener algún significado. Si desaparece el ser que puede hacerse esa pregunta, con él se extingue la moral misma.-

Entonces intentar EVADIR LA REALIDAD es un acto absolutamente inmoral , entendiendo como "moral" todo aquello que favorezca la vida en la tierra de un ser racional que pueda hacerse a sí mismo preguntas sobre valores y moral.-

Pero no es necesario que se prohiban los inmorales actos de evasión de la realidad porque la realidad misma se encarga.- Lo que sí es imprescindible es cuidar que las catastróficas consecuencias de evadir la realidad recaigan sobre el evasor y no sobre inocentes.-

  

lunes, 14 de noviembre de 2011

Se llegará a un punto en que todos los días habrá una catástrofe

Cada día una catástrofe

Kheyvis , Cromagnon, accidentes terribles en rutas y pasos a nivel , Obras en construcción que provocan derrumbes trágicos, ambulancias que se chocan con bomberos y policías, abuelos que mueren encerrados en un incendio en el geriátrico y  ciudadanos  que votan a favor de su propia esclavitud...

El auge de la  irracionalidad y el intuicionismo , el espíritu tribal, la universalización de la moral del sacrificio propio y su contraparte inseparable, la justificación de sacrificio de lo ajeno  ... el fatalismo ,  la mentalidad anti-conceptual, la destrucción mística del ego y de la mente  , el pensamiento colectivista....el relativismo filosófico...  todo ésto junto no puede  conducir a otra cosa que a los que estamos desgraciadamente comprobando en Argentina e estos días, un pronóstico racional de ya medio siglo que se verifica con precisión:

"Se llegará a un punto en que todos los días habrá una catástrofe."   

- En ese caso, ¿podría recordarte algunas cosas para que tengas en cuenta?
- Adelante.
- Lo que más temo son los peligros inesperados, esos insensatos e imprevistos peligros de un mundo que se está cayendo a pedazos. Considera los riesgos físicos que implica el manejo de una complicada maquinaria por parte de gente ciega y cobarde, enloquecida por el miedo. Piensa en sus ferrocarriles: estarías arriesgándote a horrores como el del túnel Winston, cada vez que subas a un tren. Y sucederán más accidentes de ese tipo, cada vez con mayor frecuencia. Se llegará a un punto en que todos los días habrá una catástrofe.


-------------------------
Se dice que las catástrofes tienen básicamente su origen en la casualidad y algunos habrían afirmado que los pasajeros del Comet no eran culpables, ni responsables de lo que les estaba sucediendo.
 El hombre que ocupaba el dormitorio A, en el primer vagón, era un profesor de sociología que enseñaba que la habilidad individual no tiene consecuencias, que el esfuerzo individual es inútil, que una conciencia individual representa un lujo innecesario, que no existe ninguna mente, carácter o logro de naturaleza individual, y que son las masas, y no la persona, lo que cuenta.
El ocupante del compartimento 7, en el segundo vagón, era un periodista que había escrito que es propicio y moral utilizar la fuerza "por una buena causa". Creía poseer el derecho a hacer uso de la fuerza física sobre otros, estropear vidas ajenas, ahogar ambiciones, estrangular deseos, violar convicciones, aprisionar, despojar y asesinar por todo aquello que, a su modo de ver, constituyera lo que representaba su idea de "una buena causa". No era precisamente una idea, ya que nunca pudo definir lo que consideraba bueno, sino que había declarado simplemente que se dejaba guiar "por cierto sentimiento", no limitado por ninguna clase de sabiduría, ya que consideraba que la emoción superaba al conocímiento y se basaba simplemente en sus "buenas intenciones" y en el poder de un arma.
 La mujer que ocupaba la litera 10, en el tercer vagón, era una profesora de avanzada edad que había pasado su vida transformando una clase tras otra de indefensos niños en grupos de infelices cobardes, a quienes enseñaba que el deseo de la mayoría es el único patrón para medir el bien y el mal; que una mayoría puede hacer lo que quiera; que no es preciso resaltar la personalidad de cada uno, sino obrar como los otros obren.
 El ocupante del camarote B, vagón número 4, era un editor de periódicos que sostenía que los humanos son malvados por naturaleza y están incapacitados para la libertad; que sus instintos básicos, si no se los controla, son la mentira, el robo y el crimen, y que, en consecuencia, deben ser conducidos con mentiras, robos y crímenes, actos que constituyen un exclusivo privilegio de los gobernantes, a fin de forzarlos a trabajar, enseñarles a ser morales y mantenerse dentro de los límites del orden y la justicia.
 El viajero del dormitorio H, vagón número 5, era un empresario que había adquirido su negocio, una mina de metal, con la ayuda de un préstamo otorgado por el gobierno, en el marco de la Ley de Igualdad de Oportunidades.
 El hombre que viajaba en el compartimento privado A, del sexto vagón, era un financista que había amasado una fortuna adquiriendo acciones ferroviarias "congeladas" y haciendo que sus amigos de Washington las "descongelasen".
 El hombre en el asiento 5, coche número 7, era un obrero convencido de tener "derecho" a un empleo, sin importarle si a su empleador le interesaba, o no, contar con sus servicios.
La ocupante de la cabina 6, vagón número 8, era una disertante convencida de que, como consumidora, tenía el "derecho" a ser transportada, sin que importara si la empresa ferroviaria deseaba, o no, brindarle el servicio.
 El hombre del camarote 2, vagón número 9, era un profesor de Economía que abogaba por la abolición de la propiedad privada, explicando que la inteligencia no desempeña ningún papel en especial dentro de la producción industrial; que la mente humana está condicionada por las herramientas materiales; que cualquiera puede dirigir una fábrica o un ferrocarril, ya que sólo es cuestión de conseguir la maquinaria adecuada.
 La mujer del dormitorio D, vagón 10, era una madre que acababa de colocar a sus hijos en la litera superior, arropándolos cuidadosamente y protegiéndolos de corrientes de aire y de vaivenes del tren; su esposo ejercía un cargo en el gobierno y hacía cumplir regulaciones que defendía con estas palabras: "No me importa pues sólo perjudican a los ricos. Después de todo, tengo que velar por mis hijos".
 El pasajero del compartimento 3, vagón número 11, era un pusilánime neurótico que escribía comedias, en las que, como mensaje social, insertaba cobardemente pequeñas obscenidades, encaminadas a demostrar que todos los empresarios son villanos.
 En la litera 9, vagón 12, había un ama de casa que se creía con el derecho de elegir a políticos, de los cuales no sabía nada de nada, para que controlasen gigantescas industrias, de las cuales tampoco sabía nada de nada...
 El camarote F del vagón 13 estaba ocupado por un abogado que en cierta ocasión manifestó: "¿Quién, yo? Siempre me las arreglaré bajo cualquier sistema político".
 El ocupante del cuarto A, vagón número 14, era un profesor de filosofía que enseñaba la inexistencia de la mente (¿Cómo sabemos que el túnel es peligroso?}', de la realidad (¿Cómo demostramos que el túnel existe?); de la lógica (¿Por qué insistimos en que los trenes no pueden moverse sin fuerza motriz?); de los principios (¿Por qué nos dejamos dominar por la ley de la causa y el efecto?); de los derechos (¿Por qué no atamos a cada individuo a su tarea por la fuerza?); de la moralidad (¿Qué es moral en el manejo de un ferrocarril?); y de los valores absolutos (¿Qué importa si vivimos o morimos?); era un catedrático que enseñaba que no sabemos nada (¿Por qué hay que oponerse a las órdenes de un superior?); que no podemos estar seguros de nada (¿Cómo saben que tienen razón?); y que debemos actuar de acuerdo con el impulso del momento (No irá usted a arriesgar su empleo, ¿verdad?).
 El ocupante del salón B, vagón 15, era un joven que había heredado una gran fortuna y que no dejaba de repetirse: "¿Por qué debe ser Rearden el único a quien se le permita fabricar su metal?".
 El hombre del dormitorio A, vagón 16, era un filántropo que había dicho: "¿Los hombres de habilidad? No me importa que sufran, ni si pueden soportarlo; deben ser castigados para apoyar al incompetente. Francamente, no me importa que sea justo o no. Me enorgullezco de no garantizar ninguna justicia a los más hábiles cuando son los más necesitados quienes necesitan piedad".
Estos pasajeros estaban despiertos y no había nadie en todo el tren que no compartiese con ellos una o varias de sus ideas. Cuando el tren entró en el túnel, la llama de la antorcha Wyatt era lo último que se veía. ""
Ayn Rand, La Rebelión de Atlas..Capítulo VII: LA MORATORIA DE CEREBROS ,  Editorial Grito Sagrado, Buenos Aires

Mi conclusión es el Principio de W.J.  sobre la responsabilidad individual:
"No se puede colectivizar la responsabilidad individual sin que resulten colectivizadas tambien las castastróficas consecuencias de la falta de responsabilidad" - Walter Jerusalinsky 

viernes, 11 de noviembre de 2011

Drogas y evasión de la realidad

La penalización de las drogas no sirve para que la gente se evada menos de la realidad mediante esas sustancias
El único efecto de la penalización es hacer que el "negocio" de la evasión de la realidad sólo pueda ser abastecido por los elementos más criminales , asesinos y mafiosos.-

Si se desea luchar de verdad contra el flagelo de las drogas, hay que luchar contra su causa que es una desgracia mucho más grave y generalizada: el flagelo de la EVASION DE LA REALIDAD.-

En el centro del núcleo de la semilla del problema de las drogas y de casi todos los demás innecesarios problemas actuales están las diversas formas de creer y hacer creer a los incautos que la realidad es sólo un sueño y que los sueños son la realidad.-













miércoles, 9 de noviembre de 2011

Riqueza son los bienes que ya se han producido pero aún no se han consumido

¿Estamos de acuerdo en que la riqueza no es el dinero sino los bienes que ya se han producido pero aún no se han consumido?

No hay ninguna posiblilidad de que se consuman bienes que aún no se han producido , porque no se pueden invertir las causas con los efectos ... todo lo que se consume ya fue producido ANTES.-

El dinero no es riqueza..Tampoco son riqueza los recursos naturales enterrados en una montaña o bajo el mar...La riqueza son los bienes disponibles en el momento, en el lugar y en la forma en el que alguien los demanda para su uso o consumo.- Esa riqueza se divide en la cantidad de dinero disponible. Las imprentas pueden imprimir dinero pero no riqueza , si se imprime más dinero para la misma riqueza, cada billete valdrá menos en términos de riqueza.-

El oro dentro de la montaña no es riqueza..despues de que se hizo el trabajo de extraerlo y ponerlo en el lugar , en la forma y en el momento en que alguien lo demanda sí es riqueza: es riqueza porque alguien lo valora y lo demanda ( él sabrá sus motivos) y es riqueza porque está disponible en el lugar, el momento y en la forma en que ese alguien lo valora y lo demanda.-

El consumo en el presente de los bienes que se supone que se van a producir en el futuro es DEUDA , y el dinero que solamente representa a una riqueza que no está ya producida sino que supuestamente está POR PRODUCIRSE está respaldada unicamente por una pistola apuntada a la cabeza de quienes se supone han de producirla: NUESTROS HIJOS y NIETOS...



"La riqueza son los bienes que ya se han producido pero aún no se han consumido"
"No se pueden invertir las causas con los efectos"  
Ayn Rand sobre la causa, el patrón y la consecuencia de la inflación 


martes, 8 de noviembre de 2011

El miedo a la libertad como miedo a la realidad

Dice Nathaniel Branden:
***********************************
"Cuando un hombre que se estima a sí mismo elije sus valores y fija sus metas, cuando diseña sus propósito a largo plazo, que darán unidad y guía a sus acciones , está tendiendo un puente hacia el futuro, un puente sobre el cual transitará su vida. Un puente que está sostenido por la convicción de que su mente tiene la capacidad requerida para pensar, juzgar y valorar y que él es digno de disfrutar esos valores.
Este sentido de control sobre la realidad no es el resultado de aptitudes, habilidades o conocimientos especiales. No depende de determinados éxitos o fracasos en particular.  Refleja la relación fundamental que se tiene con la realidad, la convicción de que se poseen la eficacia y el valor fundamentales . Refleja la certeza de que en esencia y en principio, se es apto  para la realidad. La autoestima es una estimación metafísica.
Éste es el estado psicológico que la moralidad tradicional torna imposible, en la medida que el hombre la acepte .-
Ni el misticismo ni el credo del autosacrificio son compatibles con una mente sana ni con la autoestima. Estas doctrinas son existencial y psicológicamente destructivas  
- Nathaniel Branden , La salud mental frente el misticismo y el autosacrificio 
***********************************

Entonces el miedo a la libertad es el miedo a la realidad, cuando se está convencido que la realidad no está regida por leyes cognocibles sino por fuerzas desconocidas, caprichosas, incognocibles e imprevisibles.

En relación a lo dicho sobre el misticismo, yo creo que no debe  ser interpretado como un ataque general a la religión, sino más bien a la superstición: pienso que hay que diferenciar el concepto de una Causa Primera inefable que echó el mundo a andar  con un conjunto de leyes objetivas e inmutables ( las cuales  hay que descubrir y obedecer y que es compatible e intercambiable con una explicación atea)   de la creencia idolátrica en dioses, ángeles y demonios que intervienen la realidad permanentemente , en forma  caprichosa , mágica,  milagrosa o inesperada ,   a los que hay que andar implorando y ofreciendo  ofrendas y sacrificios en forma permanente .-

jueves, 27 de octubre de 2011

Basta de sacrificios

A un año de su muerte, hoy asistimos a la beatificación de Néstor Kirchner,  en medio de  la manifiesta y seguramente sincera gratitud de los unos y el escándalo de los otros.

Qué le agradecen quienes le agradecen?  lo de siempre:  su sacrificio por el Bien Común y  su entrega desinteresada al  Pueblo ( todo así con mayúscula) ... De qué se escandalizan quienes se escandalizan? de la inconmensurable falsedad de tal  sacrificio y tal desinterés , siendo que sus mayores logros se cuentan en la dimensión de la acumulación de fama, fortuna y poder personal, para sí mismo  y para sus seres queridos y  amigos.-

Pero Néstor Kirchner sólo fue un hábil oportunista, el problema no fue ni es él.  El problema son todos los demás   que creen que el "bien común" puede ser realmente un fin en sí mismo para alguien y no un medio para sus propios fines , ya sea sus propios fines materiales o su propios fines psicológicos... El problema son los que se creyeron el cuento de que el sacrificio y el desinterés pueden ser una virtud , y los que -a sabiendas-  les contaron ese cuento.-

Reflexionemos,  ¿es malo que el bien ajeno , cuando realmente es el bien ajeno , a criterio del beneficiario sea un medio para el bien propio ?

¡Todo lo contrario! , ése es el fundamento del libre mercado ...el problema es ocultar este hecho virtuoso, subvertirlo y hacer creer a las masas que el bien ajeno puede ser un fin en sí mismo para alguien... y que un iluminado puede saber mejor que los otros lo que les conviene y que se va a sacrificar por ellos.-

El elogio del sacrificio está en el centro del núcleo de esta necrofilia que ahora nos llama la atención... yo no sé de qué nos extrañamos.-

A los liberales en general nos parece completamente evidente que el bien propio no se consigue a costa del mal ajeno sino por el contrario , contribuyendo libremente al bien ajeno ... parafraseando a Aberdi, ésto no es retórica, es geometría práctica: La forma más racional, civilizada, sustentable , eficaz y virtuosamente egoísta de procurar el propio bien es trabajando para el bien de los demás...

¿pero de todos los demás , quieran o no quieran ser "beneficiados" por lo que cada uno de nosotros cree o declama que es "su bien"? La respuesta es un rotundo ¡NO!.. sólo de aquellos que estén dispuestos a una reciprocidad. Una reciprocidad que es la señal infalible de que valoran el bien que le ofrecemos: una señal que consiste en ofrecernos a cambio del bien que le hacemos,  hacernos otro bien que nosotros , con nuestro propio criterio y no el del otro, a su  vez valoramos... Este proceso de reciprocidad en hacer el  bien en forma pacífica y voluntaria se llama " libre mercado"

Pero los argentinos en general, o no son liberales, o se olvidaron de serlo, o nunca lo fueron o cuando lo son ni siquiera lo saben, u otras veces algunos que creen que lo son, en el fondo no lo son tanto:

No creen del todo que la forma más racional, civilizada, humana y sobre todo eficaz de perseguir el propio bien sea trabajar para brindarle a  los demás un bien que ellos valoren , expresando el valor mediante intercambios voluntarios.-

Yo creo que la razón hay que buscarla de nuevo en el Elogio Original del Sacrificio que está fuertemente enraizado en nuestra cultura:  la gente está en general convencida de que para que unos ganen , otros tiene que perder. El extremo de este Elogio del Sacrificio  es que para que todos se salven, uno tiene que morir.-

La palabra apropiada para significar "que uno o unos pierdan para que otros ganen " es "sacrificio". Posiblemente sea un resabio atávico de los tiempos en que el hombre esperaba que sus problemas se solucionaran ofrendando un sacrificio a los dioses.. O quizás sea un un milenario malentendido sobre la conveniencia de postergar la satisfacción.

Pero postergar la satisfacción no es un sacrificio , es  inversión... Si no consumo las semillas hoy  para sembrar y tener más semillas en un tiempo no estoy haciendo un sacrificio sino una racional  postergación de la satisfacción...
¿Será que esta virtuosa postergación propia de los albores de la  civilización degeneró en el catastrófico vicio del Elogio del Sacrificio?  Todavía hoy decimos "sacrificio"  cuando queremos en realidad significar "esfuerzo" o "perseverancia" o "ahorro"...

Pero el sacrificio es otra cosa, no es una postergación. El sacrificio es irracional y destructivo : consiste en la destrucción de algo esperando que mágicamente la consecuencia de la destrucción de uno o unos sea la salvación de los otros.-        

El Elogio del Sacrificio conduce inexorablemente al Elogio de la Muerte, al Elogio de la Pobreza  y al Elogio del Sufrimiento ... El Elogio del Sacrificio está en el centro del núcleo de la semilla de la génesis de un Che Guevara y de un Francisco Franco ,  de un Hitler y un Stalin , de un Firmenich y un Tigre Acosta ... la lista se puede hacer variada y multicolor, pero siempre encontraremos el Elogio del Sacrificio en el núcleo de cuanto dictador o terrorista se pueda recordar: sacrificio por la Patria, sacrificio por el Pueblo, sacrificio por Dios, sacrificio por el Bien Común , sacrificio por La Causa ..hasta el mayor contrasentido posible:  sacrificios en nombre de La Libertad.-    

Entonces yo les pregunto a actores sociales, políticos  y religiosos: las consecuencias están a la vista hoy más que nunca... ¿Van a seguir haciendo un elogio permanente del sacrificio?

Sigan predicando el amor, ¡¡pero por favor BASTA de predicar el Sacrificio!! el amor no es sacrificio y el sacrificio no es amor,  el amor -como el mercado-  persigue el propio bien mediante el bien ajeno  , en términos psicológicos , materiales y  "materiales"  ! ¿quién quiere ser amado desinteresadamente? .. La entrega nunca es desinteresada, ni puede serlo, ni debe serlo.-

Yo creo que éste es el mensaje más importante que nos legó Ayn Rand hace medio siglo..que de no haber querido escandalizar y provocar hubiera titulado a su libro "La virtud del Amor Propio"  

¡El sacrificio,  el sufrimiento,  la pobreza y la muerte son desgracias a enfrentar y combatir , no son virtudes ni  convierten en virtuoso al que las sufre!  El ser humano es muy eficaz para conseguir lo que valora...sigamos valorando el Sacrificio, el Sufrimiento, la Pobreza y la Muerte y conseguiremos exactamente  todas y cada una de esas desgracias.- Entonces, más navidades y menos pascuas,  a enfocarse en la vida y no en la muerte de los grandes profetas  y a celebrar más los cumpleaños y menos conmemoración de aniversarios fúnebres , que los que hicieron obra en vida no necesitan obituarios ni mausoleos ni flores para ser recordados.-          


Walter Jerusalinsky

martes, 16 de agosto de 2011

Voto calificado y voto descalificado


Veo con cierta preocupación que tanto desde la izquierda progre como desde la derecha conserva,  se empieza a escuchar hablar otra vez más ( y van... )  de "voto calificado".-   

Yo creo que lo único que califica correctamente al voto es la cercanía del votante  con lo que es votado y  la legitimidad de la correspondencia y correlación entre sus propios intereses y las decisiones concretas que se toman.- 

Es decir que lo que único que realmente califica a un votante es el grado  en que lo votado  afecta directamente a su propia vida y no afecta a la vida de otros... por ejemplo nadie debería poder votar sobre las expensas  que tiene que pagar un habitante de otra ciudad u otra provincia por  gastos efectuados en un lugar en el que no habita  , de la misma forma en que un propietario de un departamento en un edificio no vota sobre  el color de las paredes o los presupuestos del consorcio de otro edificio en la misma manzana ... Tampoco nadie debería poder votar sobre la forma en que son educados los hijos ajenos o  los programas de televisión que se ven en los otros hogares.-

Otra calificación legíitima e imprescindible es la voluntad de votar ... el voto no debe ser obligatorio.. es un derecho y nadie debe ser obligado a ejercer un derecho ...

Pero lo más importante creo que es el voto totalmente DEScalificado: nadie, absolutamente nadie debe estar calificado para votar sobre los derechos individuales de nadie... El derecho  a no ser privados de la vida, la propiedad y la libertad simplemente no deben estar sujetos nunca jamás  a votación.  Nunca jamás debe ser sometido a las urnas el derecho  del ciudadano de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas  sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad ( empezando por su propio cuerpo y su propia mente y siguiendo por el fruto de su propio trabajo físico y mental  ),  de asociarse con fines útiles o inútiles ; de profesar libremente su culto o no profesar ninguno ; de enseñar y de aprender...  éso se llama "República"
 ------------------
 "Van a destruir la constitución a fuerza de leyes y reglamentos, para la libertad mas vale la mente libre de un campesino analfabeto que la de un abogado de Felipe II" Juan B.Alberdi 

lunes, 15 de agosto de 2011

El discurso moral

Hay quienes piensan que los resultados de estas elecciones primarias en la Argentina de 2011 indican que el discurso moral ya no le importa a nadie... Yo sostengo que el discurso moral sí le importa a todos...lo que pasa es que les importa un discurso moral equivocado.-

El problema de nuestra sociedad es la imposible moral kantiana que juzga la virtud de una acción no por su honestidad intrínsica sino según quién es el beneficiario... Nada es "moral" si se hace en beneficio propio ( aunque tambien beneficie a otros) y todo es "moral" si  supone  un sacrificio de unos en beneficio de otros.-

Es por esta razón los demagogos pueden justificar sus barbaridades simplemente declarando que los destinatarios de sus fechorías son "los necesitados" ...de allí hay un paso al "roban pero hacen" , o "tiene una cadena de prostíbulos pero es garantista" , porque no se enfoca el juicio en el verdadero valor moral de la acción sino en quién se supone que es el beneficiario de esa acción... De la supuesta moralidad de sacrificarse uno para beneficio de los otros se llega muy fácil, casi inmediatamente a creer y justificar la "moralidad" de sacrificar al otro para beneficio propio.-

La conclusión inevitable de esta moral enfocada en el beneficiario y desenfocada de la honestidad es que "el fin justifica los medios".-

Así, si una persona se hacer rica trabajando honestamente en beneficio propio está "mal" y es "egoísta" porque no lo hace por beneficiar a otros ( aún cuando de paso crea riquezas que benefician a todos) ... En cambio , para esta sociedad del altruismo, si un gobernante le roba el fruto del trabajo a ese hombre honesto para dárselo a alguien que supuestamente lo necesita está "bien", aunque éso signifique que como consecuencia disminuya la riqueza creada por ese hombre honesto y que se le vayan las ganas de producir absolutamente nada... es así de simple.-

La que se dió cuenta de este problema del altruismo (del francés antiguo "altrui" = de los otros) es Ayn Rand , el libro: "La virtud del egoismo" , ella usa la palabra "egoísmo" deliberadamente , en parte para provocar y en parte porque "egoism, selfishness" en el diccionario ingles estrictamente sólo describen a quien se ocupa de sus propios intereses ( en cambio en el diccionario de la RAE , la definición está adornada con varios epítetos descalificativos muy... hispanos) ...y yo creo que además porque no existe una palabra que describa específicamente al que se ocupa de sus propios intereses en forma honesta, virtuosa y productiva , y al hacerlo beneficia a todos sin siquiera proponérselo .

Es una gran verdad que la oposición no ofrece a la ciudadania algo diferente... Es verdad que ofrece lo mismo que el kirchnersimo pero hacerlo "honestamente" .- Pero lo que todos ellos ofrecen es incompatible con la honestidad y sí es compatible con la moral del altruismo, con el fin que justifica los medios, hasta los medios más bárbaros y corruptos.

Quizás, si la oposición se nucleara tras un proyecto alternativo compatible con la moral del trabajo: "ganarás el pan con el sudor de tu frente" como alternativa a la moral del altruísmo ( el fin justifica los medios) , sólo quizás , la gente respondería de otro modo.-

sábado, 6 de agosto de 2011

El software libre , una nave insigna del modelo de producción capitalista, liberal y laissez- faire

En un proyecto de Software Libre, como por ejemplo una distribución abierta de Linux , se participa en forma totalmente voluntaria, hay una división libre y espontánea del trabajo, hay un intercambio de valor (subjetivo of course) completamente libre en la que todo el que contribuye tiene una rentabilidad altísima, puesto que entrega una pequeña parte de un sistema y recibe a cambio la posibilidad de disponer del sistema completo, a lo que se suma en muchos casos el reconocimiento y el prestigio por la autoría... además hay un altísimo nivel de acumulación , puesto que casi todo el producto del trabajo realizado se acumula y se reutiliza una y otra vez.- Por sobre todas las cosas, hay una enorme creación de riqueza como producto de la concurrencia y división libre, voluntaria y espontánea del trabajo

Sin embargo , pocos parecen identificar al modelo de producción de Software Libre como lo que es: una nave insigna del modelo de producción capitalista, liberal y laissez- faire.-

Ignoro si hay trabajos de economistas liberales que desarrollen este asunto , pero me parece que sería interesante reclamar formalmente el territorio.-

La no circulación de papel moneda en los intercambios de valor dentro del modelo de desarrollo de software libre no es en absoluto gratuidad y en todo caso lo pone a resguardo de lo efectos de la moneda sin respaldo .-

Y el enorme número de "free riders" que no sólo no molestan a los que producen sino que son una enorme fuerza de testing.. son la prueba más contundente de que la libertad es la forma correcta y eficaz de poner el trabajo de unos a disposición de otros.-

No hay ninguna renuncia a los derechos de propiedad, lo que hay es un ejercicio de esos derechos... el atributo que identifica al hecho liberal es el consentimiento, lo voluntario, lo no coercitivo... estoy con quienes creen en el derecho a la propiedad intelectual y en la necesidad de respetar siempre la voluntad del autor y en luchar si cuartel contra el uso del poder del gobierno para violarla para imponer una modalidad, la que sea... Por cierto, "copyleft" es un nombre  poco feliz.-

Por otro lado, yo creo que lo valioso es valioso por el valor que tiene para el que lo valora.- La escasez no es lo que le confiere valor al software.- Si un autor decide dejar que la abundancia de su creación se multiplique , no sólo no está menoscabando su valor (subjetivo,para los usuarios) sino que lo está aumentando, y por éso obtiene un mayor beneficio de su creación.... no está renunciando a sus derechos de propiedad, los está ejerciendo.-

Tambien está ejerciendo sus derechos de propiedad cuando publica los fuentes y acepta que sean modificados y mejorados por terceros, cosa que no hace por altruísmo sino porque tambien aumenta y por varias razones, el valor del producto para los usuarios ...Hace rato que los que hacemos software sabemos que disponer de los fuentes no hace prescindible al que concibió un sistema. Publicar los fuentes del kernel del Linux no hizo prescindible a Linus Torvalds, todo lo contrario le dió la posibilidad de tener su lugar en la historia, fama, y no tengo duda de que tambien unos cuantos dólares bien ganados y merecidos.

Las condición de algunas licencias como GPL de publicar las modificaciones en forma abierta , son por esa razón un resguardo que toma el autor de SU propiedad y en SU propio beneficio , como corresponde.-

Toda medida  gubernamental o privada para impedirlo , por transformar artificialmente en escaso lo que por la decisión libre del autor es abundante, es un crimen contra la propiedad , contra la libertad, contra el individuo, contra la riqueza y contra la mente.-

miércoles, 5 de enero de 2011

Qué es el dinero?


Fragmento del libro "La Rebelión de Atlasde Ayn Rand.
Este es el discurso de Francisco D'Anconia  ..aprox. página 400 de la edición de El Grito Sagrado

¿Piensa Ud. que el dinero es la causa de todos los males?



Tapa de "La Rebelión de Atlas
 

¿Se ha preguntado cual es el origen del dinero? El dinero es solo un instrumento de intercambio que no puede existir a menos que existan bienes y personas capaces de producirlos. Es la forma material del principio según el cual quienes deseen tratar con otros deben hacerlo mediante transacciones, entregando valor por valor. No es un instrumento de los pordioseros, que exigen llorando el producto del trabajo ajeno, ni de los saqueadores que lo arrebatan por la fuerza; el dinero se hace sólo posible gracias a quienes producen. ¿Es eso lo considera malvado?



Cuando se acepta dinero en pago del esfuerzo propio, se hace con la condición de que luego uno lo podrá cambiar por el producto del esfuerzo ajeno. No son los pordioseros ni los saqueadores los que dan valor al dinero. Y un océano de lágrimas, ni todos los cañones de la Tierra, podrán transformar los pedazos de papel que lleva en su billetera, en el pan que necesitará mañana para sobrevivir. Esos papeles, que en realidad deberían ser oro, son un pacto de honor; su tenencia da derecho a la energía de la gente que produce. Su billetera es la declaración de su convicción de que, en algún lugar del mundo, hay personas que no quebrantarán ese principio moral que es la raíz del dinero. ¿Eso es lo que considera malvado?

¿Alguna vez se ha preocupado por investigar las raíces de la producción? Observe un generador eléctrico y atrévase a pensar que ha sido creado por la fuerza bruta de seres carentes de inteligencia; intente cultivar una semilla de trigo sin los conocimientos transmitidos por quienes lo hicieron anteriormente; o trate de obtener alimento tan solo con movimientos físicos, y se dará cuenta de que la mente humana es la raíz de todos los bienes producidos y de toda la riqueza que alguna vez haya existido sobre la Tierra.Sin embargo, hay personas que aseguran que el dinero lo consiguen los fuertes a expensas de los débiles. ¿Pero a qué fuerza se refiere? No es la fuerza de las armas ni de los músculos, ya que la riqueza es el producto de la capacidad del hombre para pensar. Entonces, ¿el dinero lo obtiene quien inventa un motor a expensas de quienes no lo inventaron? ¿Lo obtiene el inteligente a expensas del idiota? ¿El capaz a expensas del incompetente? ¿El ambicioso a expensas del holgazán? El dinero debe hacerse, antes de que pueda ser saqueado, y es hecho a través del esfuerzo de las personas honradas, en la medida de la capacidad de cada una; y el honrado es aquel que comprende que no puede consumir más de lo que ha producido.

Comerciar utilizando dinero es el código de los hombres de buenas intenciones, porque el dinero se basa en el axioma de que cada uno es dueño de su mente y de su esfuerzo. El dinero no otorga ningún poder para prescribir el valor de un esfuerzo, más allá de la elección voluntaria de quien desea ofrecer el suyo a cambio.

El dinero le permite obtener por sus bienes y su trabajo lo que vale para los que lo compran, pero no más que eso. El dinero sólo permite tratos que se hacen en beneficio mutuo, según el libre juicio de ambas partes.

El dinero exige el reconocimiento de que se debe trabajar en beneficio, y no en perjuicio, propio; para ganar, y no para perder. El dinero reconoce que el hombre no es una bestia de carga nacida para transportar el fardo de su propia miseria, que debe ofrecer valores y no agravios, que el lazo común entre los seres no es un intercambio de sufrimientos, sino de bienes. El dinero exige vender, pero no debilidad a cambio de estupidez, sino talento a cambio de razón; exige comprar, no lo peor sino lo mejor que pueda conseguir. Y cuando las personas viven basadas en el intercambio, poniendo como árbitro decisivo a la razón en lugar de la fuerza, lo que triunfa es el mejor producto, el trabajo más perfecto, el hombre de mejor juicio y mayor idoneidad. El grado de productividad de cada uno es también el de su recompensa. Éste es el código de existencia, cuya herramienta y símbolo es el dinero. ¿Es esto lo que considera malvado?

El dinero es sólo un instrumento que lo llevará adonde quiera, pero no lo reemplazará como conductor; le dará los medios para la satisfacción de sus deseos, pero no le proveerá dichos deseos.

El dinero es el azote de quienes intentan revertir la ley de causalidad; de quienes buscan reemplazar la mente apoderándose de los productos de la mente.El dinero no comprará la felicidad para quien no sepa qué desea; no le dará un código de valores a quien haya rehusado adoptarlo, ni proporcionará un propósito a quien haya eludido la elección.

El dinero no brindará inteligencia al estúpido, ni coraje al cobarde, ni respeto al incompetente. Quien intenta comprar el cerebro de sus superiores, reemplazando con su dinero su mayor capacidad de juicio, termina convirtiéndose en víctima de sus inferiores. Los hombres inteligentes lo abandonarán, pero los embaucadores y los farsantes irán en manadas hacia él, atraídos por una ley que él desconoce: la de que nadie puede ser menos que su dinero. ¿Es éste el motivo por el que considera malvado al dinero?

Sólo quien no la necesita está capacitado para heredar riqueza, o sea aquel que de todos modos haría su propia fortuna sin que importe su punto de partida. Si un heredero está a la altura de su dinero, el dinero le sirve; de lo contrario, lo destruye. Pero cuando usted y quienes comparten sus ideas observan a alguien así, dicen que el dinero lo ha corrompido. ¿Es verdad? ¿O ha sido él quien ha corrompido al dinero? No envidie a un heredero inútil, pues su riqueza no es suya. No le habría ido mejor en caso de obtenerla. No tiene sentido considerar que esa riqueza debería haberse distribuido entre usted y los otros, pues cargar al mundo con cincuenta parásitos en vez de uno no reviviría la virtud muerta de esa fortuna. El dinero es un poder viviente que si es despojado de su raíz, muere; por eso no le servirá a una mente que no esté a su altura. ¿Es éste el motivo por el que se lo considera malvado?

El dinero es su medio de supervivencia. El veredicto que pronuncia sobre su fuente de supervivencia es el mismo que pronuncia sobre su vida. Si la fuente es corrupta, está condenando su propia existencia. ¿Ha conseguido el dinero por medio del fraude? ¿Siendo alcahuete de los vicios o de la estupidez humana? ¿Sirviendo a los imbéciles con la esperanza de conseguir más de lo que su capacidad merece? ¿Degradando sus ideales? ¿Realizando una tarea que desprecia para vendérselas a quienes aborrece? En tal caso, su dinero no le proporcionará ni un momento de auténtica felicidad, pues todo lo que compre no será un elogio hacia su persona, sino un reproche; no un triunfo, sino un constante recordatorio de la vergüenza. Entonces gritará que el dinero es malo. ¿Malo porque no sustituye al respeto que se debe a sí mismo? ¿Malo porque no deja disfrutar de su corrupción? ¿Es ésta la causa del odio hacia el dinero?

El dinero será un efecto del que las personas somos causa. Es producto de la virtud, pero no lo hará virtuoso ni lo redimirá de sus vicios. El dinero no le dará lo que no se merezca, ni material ni espiritualmente. ¿Es ésa la razón por la que se lo aborrece?

¿O acaso sostiene que el amor al dinero es el origen de todos los males? Amar una cosa es conocerla y respetar su naturaleza; por lo tanto, amar al dinero es conocer y respetar el hecho de que representa lo mejor de cada uno, que es la llave maestra para intercambiar su esfuerzo por el mejor esfuerzo de los demás. La persona que vendería su alma por unos centavos es la que proclama a gritos su odio hacia el dinero; y hay que reconocer que tiene motivos para odiarlo. Pero los amantes del dinero están dispuestos a trabajar por él, y saben que están en condiciones de merecerlo. Quien maldice el dinero, lo ha obtenido de manera deshonrosa, pero quien lo respeta, se lo ha ganado honestamente.

Huya de quien le diga que el dinero es malvado, pues esa frase es la señal que anuncia la presencia de un saqueador. En tanto los hombres vivamos en sociedad y necesitemos medios para tratar unos con otros, el único sustituto, en caso de abandonar el dinero, serían las armas.

El dinero exige las más elevadas virtudes para conseguirlo o conservarlo. Quienes carecen de valentía, de orgullo o de autoestima, los que no tienen sentido moral de su derecho al dinero y no están dispuestos a defenderlo como si se tratara de su propia vida, esos que parecen pedir perdón por ser ricos, no lo serán por mucho tiempo, pues son un cebo natural para las bandas de saqueadores, que desde hace siglos se agazapan bajo las rocas y salen en cuanto huelen a alguien que ruega ser perdonado por ser rico, y se apresuran a aliviarlo de su culpa, de su dinero y de su vida, tal como lo merece.

Entonces verán aparecer los hombres de doble moral: los que se basan en la fuerza, y sin embargo, dependen de quienes viven del comercio para darle valor a su dinero robado. Son los que quieren ser virtuosos gratuitamente, aquellos que en una sociedad moral son los criminales de quienes la ley debería proteger a los demás. Pero cuando una sociedad establece la existencia de criminales por derecho y de saqueadores legales, es decir de personas que utilizan la fuerza para apoderarse de la riqueza de víctimas desarmadas, entonces el dinero se convierte en vengador de su creador.

Esos ladrones se sienten seguros al robar a indefensos, luego de haber sancionado una ley para desarmarlos, pero su botín se convierte en un imán para otros saqueadores que también se lo arrebatan de la misma forma como ellos lo hicieron. Entonces el éxito irá, no la más competente en la producción, sino al capaz de la más despiadada brutalidad y crueldad. Cuando la fuerza se convierte en norma, el asesino vence al carterista, y la sociedad desaparece entre ruinas y cadáveres.

¿Quieren saber si ese día se acerca? Observe al dinero, pues es el barómetro de las virtudes de una sociedad. Cuando vea que el comercio se hace, no por consentimientos de las partes, sino por coerción; cuando adviertan que para producir, necesitan obtener autorización de quienes no producen nada; cuando comprueben que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciban que muchos se hacen ricos por el soborno y por las influencias más que por el trabajo, y que las leyes no los protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en auto sacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.

El dinero es un medio tan noble que no compite con las armas, ni pacta con la brutalidad. Nunca permitirá sobrevivir a un país basado parcialmente en la propiedad y parcialmente en el robo. Siempre que aparezcan elementos destructores entre los humanos, comienzan destruyendo al dinero, porque éste es la protección del hombre y la base de su existencia moral. Los destructores se apoderan del oro, y entregan a cambio un montón de papel impreso. De esta forma, destruyen todas las normas objetivas del valor y dejan al hombre en las garras de un juez arbitrario. El oro era un valor objetivo, un equivalente a riqueza producida. El papel es una hipoteca sobre riqueza que no existe, respaldada por un arma apuntada al pecho de quienes se espera ha de producirla.

El papel es un cheque librado por saqueadores legales sobre una cuenta ajena: sobre la virtud de las víctimas. Espere al día en que ese papel sea rechazado con la leyenda “sin fondos”.

Cuando se haya convertido a la maldad en medio de supervivencia, no espere que los hombres sigan siendo buenos, no espere que conserven la moral y pierdan la vida convertidos en forraje de los inmorales, no espere que produzcan cuando la producción sea castigada y el robo recompensado. Entonces, no deberá preguntar “¿Quien está destruyendo al mundo? Porque será usted mismo el que lo estará haciendo.

Se encuentra entre los mayores logros de la civilización más productiva y se pregunta porqué todo se derrumba, mientras maldice la fuente que le da la vida: el dinero. Ve al dinero como lo han hecho sus antepasados salvajes. En la historia de la humanidad, el dinero ha sido siempre botín de saqueadores, de un tipo o de otro, cuyos nombres fueron cambiando, pero cuyos métodos fueron siempre los mismos: apoderarse del dinero por la fuerza y mantener cautivos a los productores, degradándolos, difamándolos y despojándolos de su honor. Esa frase acerca de la maldad del dinero, que expresa con meticulosa imprudencia, viene de la época en que la riqueza era producida por el trabajo de los esclavos, esclavos que repetían los movimientos inventados con anterioridad por la mente de alguien y que siguieron ejecutándose sin mejora alguna durante siglos. Mientras la producción fue gobernada por la fuerza y la riqueza se consiguió por usurpación, había poco para conquistar. Sin embargo, a lo largo de los siglos de miseria y de hambre, las personas exaltaron a los saqueadores como aristócratas de la espada, como aristócratas desde la cuna, y más tarde, como aristócratas de la burocracia, despreciando a los productores, como esclavos, comerciantes, vendedores o industriales.

Para gloria de la humanidad, existió por primera y única vez en la historia un país del dinero y no es posible dar un mayor tributo a los Estados Unidos de América, porque eso significa un país donde reinan la razón, la justicia, la libertad, la producción y el progreso. Por primera vez, la mente y el dinero de los hombres quedaron libres, dejó de existir la fortuna como botín de conquista y, en lugar de guerreros y esclavos, surgió el verdadero productor de riqueza, el gran trabajador convertido en el tipo más elevado de ser humano: el auto suficiente, el industrial estadounidense.

Si se pide que dé algún nombre a la distinción de la cual los estadounidenses pueden estar orgullosos, elegiría porque contiene a todas las demás, la de haber sido el pueblo que acuñó la expresión “ hacer dinero” Ninguna otra lengua o nación había utilizado semejante fórmula, porque los hombres siempre consideraron a la riqueza como una cantidad estática que sólo podía ser arrebatada, mendigada, heredada, distribuida, saqueada o obtenida como favor. Los estadounidenses fueron los primeros o mejor dichos los únicos que comprendieron que la riqueza debe ser creada. La frase hacer dinero contiene la esencia de la moralidad humana.

Sin embargo, debido a esas palabras, los estadounidenses fueron denunciados por las culturas podridas de estos continentes de ladrones. Ahora, el credo de los saqueadores los ha llevado a pensar que los más dignos industriales son motivo de vergüenza, que su prosperidad es motivo de culpa, que los industriales más eminentes son unos canallas, que sus magníficas fábricas producto de su trabajo honrado son el fruto del trabajo de esclavos movidos por el látigo, como los que construyeron las pirámides de Egipto. El depravado que se lamenta de no ver la diferencia en su propia piel como ocurrirá a la larga.

Hasta que descubra que el dinero es la raíz de todo lo bueno, seguirá encaminándose hacia su propia destrucción. Cuando el dinero deje de ser la herramienta mediante la cual los hombres se relacionan entre sí, los hombres mismos se convertirán en herramientas e otros hombres. Sangre, látigos, armas; o dólares. Debe elegir. No hay otra opción.

Ayn Rand
Libro: La Rebelión de Atlas